domingo, 26 de junio de 2011

Temporalidades frágiles


Miro y combino los elementos, y no concuerda mi tabla periódica. No se produce química. No hay química. Sujeto de temporalidad nado el vacío indiscreto con la muerte simbólica a cuestas. Los animales y la mundaneidad  son los emisores de signos por excelencia, diría Deleuze. Yo rumiando el concepto declaro el instinto. Vamos a enturbiar una vez mas esta soledad con imagenes tan nítidas que despiden aromas. Una lluvia mas para el frío del corazón seco. No a la superficie, no a lo superficial. Todo profundo. Desde la profundidad, hacia el firmamento. ¡Evohé!

2 comentarios:

Princesse Sadique dijo...

Me veo mucho en tus letras, me sorprende en este escrito las líneas "medicina" y "psicología" paralelas tal como las vías de un tren que transita arrasando, intentando la libertad fuera de los barrotes de la manía.

Interesantísimo.

Saludos!

PS

Pablo Terrible dijo...

Buenas! Muchas gracias por llegar hasta este lugar, leer y comentar. Yo sigo sus pasos ...

Saludos


Pablo Terrible